Factores que pueden influír para la esterilización de mascotas.

En una serie de interesantes entrevistas, la Médico Veterinario, Dévora Heríquez, que trabaja junto al grupo EMA, en los operativos de esterilización organizados por UPACHI, explica, clara y detalladamente, todos los factores que debemos considerar, antes de esterilizar a nuestra mascota y que podrían efectar seriamente su salud, con una cirugía de este tipo.

Además, entrega valiosa información acerca de la implantación del microchip de identificación, de su uso y de la importancia de esta norma legal vigente.

¿Puedo esterilizar a mi mascota si es que está en celo?

Una de las principales causas de rechazos, es por que muchas veces la gente se acuerda que debe esterilizar cuando su perrita esta en celo y ese no es el mejor momento de esterilizar.

Es importante que se entienda que cuando una hembra está en periodo de celo es porque está entrando en una época reproductiva, por lo tanto hay ciertas características en su cuerpo que van a cambiar y eso hace que también aumenten los riesgos quirúrgicos. Y muchas veces la gente piensa que la esterilización, en el momento corta todo el problema, pero no es así, ya el celo es un estado hormonal en la hembra, es un ciclo.

Muchas veces la gente asocia que cuando ve el proestro, que es el sangrado, lo asocia a la menstruación de la mujer y es un concepto bastante diferente.

De hecho lo que ocurre en este proceso, es, que es el inicio de la época reproductiva, cuando una hembra empieza a botar sangre por la vulva le llamamos proestro y es la etapa previa al celo, es cuando su organismo se empieza a preparar para la reproducción y la gestación es un periodo bastante difícil, ya que una cirugía, en este periodo puede involucrar hemorragias durante la cirugía y también que se dé a entender que el concepto como ciclo, que es hormonal, la cirugía no va a cortar este ciclo, por lo tanto una perra en celo al ser esterilizada, el celo no se va a cortar.

En las perras y en las gatas en bastante diferente, en el caso de las perras, el celo es bastante marcado, por esta etapa, por el proestro que es el sangrado previo, podemos hablar de un promedio de quizás 10 a 12 días. Esto se puede presentar en una hembra alrededor de los 6 meses en adelante.

Las perras de tamaño más grande, por lo general tienden a pasar más meses, y más cercanas al año a presentar su primer celo.

Es bastante evidente, por que expele un olor, que hace que los machos también lleguen al lugar donde ella está, entonces es una forma de darme cuenta de que mi perrita esta en celo y aparece esta sangre en esta zona vulvar.
La vulva aumenta de tamaño, se nota la diferencia y los machos están muy accesibles a la hembra, la huelen constantemente, es una forma de determinar que el celo está presente en ella y no es el momento de esterilizar, ya el momento de la cirugía, se debe hacer cuando pase el periodo del celo y para eso la vulva, obviamente, el tamaño disminuye, ya no hay un sangrado posterior, al sangrado viene el periodo del celo mismo, donde ella se deja montar y son 10 días más, por lo tanto un tiempo prudente de espera desde que empieza el proestro, que es el sangrado, es alrededor de 20 días a un mes para esterilizar.

En el caso de las gatas es bastante diferente, ya por que el celo en las gatas es un tema que tiene que ver más con la conducta, quizás el riesgo quirúrgico es bastante bajo en una gata en celo.
También es importante que se entienda que hay mayor irrigación, pero a diferencia de una perra la gata es bastante controlable y el celo se corta con la esterilización, por lo tanto es una hembra que se puede operar no hay problema, a diferencia de las perritas.